Tres ventajas

Esta tecnología le ofrece tres ventajas principalmente, en cuanto:

  • a la reducción del tiempo: los tanques de precalentamiento de alta capacidad conectados directamente a la cámara de lavado a través de grandes válvulas grandes reducen el tiempo del ciclo de forma efectiva;
  • al ahorro de agua: el tanque de recirculación de agua permite reciclar el agua de desinfección para el próximo ciclo de lavado, reduciendo el consumo de agua y energía;
  • a la reducción del consumo de energía, a través de tiempos de ciclo reducidos y aislamientos térmicos. La configuración de nuestras máquinas de ciclo rápido se puede personalizar en cuanto a número de tanques, funciones y temperaturas de calentamiento para adaptarse mejor a las necesidades del cliente.

Tres modalidades

1 tanque

El tanque de agua desmineralizada precalentado a 85 °C / 185 °F reduce radicalmente el tiempo del proceso de desinfección térmica y, por tanto, el tiempo total del ciclo.
El agua desmineralizada precalentada fluye directamente a la cámara de lavado sin ninguna actividad de la bomba y con la menor pérdida de calor posible.

2 tanques

El tanque de lavado con agua caliente precalentada a 65 °C / 149 °F reduce drásticamente el tiempo del proceso de lavado y, por tanto, el tiempo total del ciclo.
Posteriormente, el mismo depósito se utiliza para precalentar el agua de aclarado mientras la máquina realiza la fase de lavado. El ahorro de tiempo de calentamiento evita que la cámara de lavado se enfríe, reduciendo así las pérdidas energéticas.

3 tanques

La cantidad necesaria de agua fría de prelavado fluye desde el primer tanque directamente a la cámara de lavado de forma rápida y sin ninguna actividad de la bomba.
Siguiendo los procedimientos del cliente, el agua de enjuague precalentada se puede reciclar del agua de desinfección térmica del ciclo anterior, lo cual ahorra significativamente energía, agua y tiempo.